network g9de2a0818 1280

5G para impulsar la conexión de zonas rurales

Hoy en día está claro que el internet en casa juega un papel importante en nuestra vida diaria. Esto se aplica a las ciudades y pequeñas comunidades.

En este artículo vamos a hablar de la conectividad en el campo y del afán de los últimos años por conocer la situación actual de un problema que afecta y afecta a muchas familias españolas.

La necesidad del 5G en el mundo rural

El internet disponible en las zonas rurales les ha llegado habitualmente a través de ADSL, satélite, redes móviles con conexión 4G o fibra óptica de operadores locales. Sin embargo, actualmente se considera que una red de conexión 5G es la mejor opción posible. Promete alta velocidad de conexión, latencia mínima y una capacidad mejorada para conectar dispositivos simultáneamente.

El internet y su importancia en las zonas rurales

La importancia del uso de internet en las zonas rurales ha sido evidente durante años. La Unión Europea ha identificado sectores que pueden beneficiarse de los avances digitales, como agricultura inteligente, comercio electrónico para pymes, servicios sociales y comunitarios, etc.

Hoy, la importancia de la conectividad se ve amplificada por los cambios diarios derivados de la pandemia de COVID-19. Por un lado, el teletrabajo estimula la afluencia de personas al campo. Por otro lado, el comercio electrónico ofrece oportunidades para que los productores rurales reactiven sus ventas.

Una encuesta en las zonas rurales de la región española de Valencia muestra que estos dos aspectos son los más afectados por la falta de conexión a Internet durante la pandemia. También existen trámites administrativos y turísticos.

El estado de la conexión a internet en las zonas rurales

La conexión a Internet de banda ancha en las zonas rurales de la Unión Europea es casi la mitad de la media urbana, según la Red Europea de Desarrollo Rural.

Las zonas rurales en España son un ejemplo de este fenómeno. El Ministerio de Economía y Transformación Digital informó en 2020 que el 13,4% de ellos todavía no tenía acceso a Internet a una velocidad de al menos 30 Mbit/s a través de redes terrestres.

Esta disponibilidad de conexiones en el mundo rural está directamente ligada a la orientación comercial de los proveedores de servicios de internet. Debido a los costos de instalación y operación asociados, tienden a no expandir sus redes a áreas rurales o escasamente pobladas.

Los problemas de conectividad en las áreas rurales representan un desafío importante para sus comunidades, lo que refleja esencialmente la disparidad que experimentan estos lugares en comparación con los centros urbanos. La mala conectividad limita el uso de herramientas digitales en sectores críticos como el comercio, la salud y la educación. De hecho, el acceso a Internet se considera un mecanismo clave para combatir la exclusión social.

La forma en la que llegará esta conectividad a las zonas rurales

A través de WiFi 5G o WiFi rural. Es un tipo de conexión que utiliza un enrutador especial para crear una red WiFi a partir de una red 5G. Este mecanismo elimina la necesidad de cableado, por lo que es ideal para zonas rurales. En cualquier caso, cabe señalar que esta modalidad de conexión depende de la disponibilidad y cobertura de una red 5G en el campo.

Una vez que el internet 5G rural esté en su lugar, podrá revitalizar sectores críticos como la producción de alimentos e incluso las aldeas más remotas del país. La agricultura de precisión, por ejemplo, necesita características 5G para aprovechar los recursos tecnológicos para el tratamiento selectivo de cultivos para optimizar el rendimiento y la calidad de los cultivos.

También puede ayudar a mejorar la experiencia de problemas clave en áreas remotas; Este es el caso de la telemedicina y los servicios educativos en línea. Sin duda, la vida moderna enfatiza la importancia de la conexión a internet en la vida diaria. Esto es especialmente cierto para las comunidades rurales, que pueden beneficiarse enormemente de mejores condiciones socioeconómicas.

Ir arriba