clinica estetica en Sevilla

Causas de las patas de gallo

Las arrugas perioculares o patas de gallo son uno de los principales motivos por los que los usuarios acuden a una clínica estética en Sevilla. Lo más habitual es tratarlas con toxina botulínica, comúnmente conocida como bótox. Pero antes de centrarnos en el tratamiento será mejor que conozcamos un poco más por qué aparecen estas arrugas.

Causas de las arrugas perioculares

  • Contracción de los músculos faciales. Es una de las principales causas. Tenemos cinco músculos que contraen con fuerza el tercio superior de la cara. Con el paso del tiempo hacen que vayan apareciendo arrugas en esta zona. Dependiendo de la persona contraerá más unos músculos que otros, haciendo que aparezcan diferentes arrugas en la piel.
  • Envejecimiento extrínseco. No todo tiene que ver con los gestos que realizamos, también con nuestro estilo de vida. Factores como el tabaco, el alcohol, la exposición solar o la postura al dormir influyen mucho en la salud de nuestra piel.
  • Envejecimiento intrínseco. Con el paso de los años formamos menos colágeno y elastina. Esto hace que la piel sea cada vez más fina y tengamos una mayor flacidez. También hace propensa la aparición de las arrugas.

Prevención de las arrugas perioculares

  • Uso de gafas de sol. Con ellas estarás evitando la radiación ultravioleta sobre la piel y los ojos. También evita que tengas que contrae con fuerza los músculos de esta zona. Es una medida sobre todo aconsejable para aquellas personas con ojos claros.
  • Revisa la salud de tus ojos. Si tienes problemas de visión tenderás a marcar más aún los gestos para poder ver mejor.
  • Contorno de ojos adaptado. Tendrás que utilizar un contorno de ojos que se adapte a tu problema de ojeras y bolsas.
  • Tratamiento con toxina botulínica. En algunos casos la aplicación de un tratamiento precoz puede evitar que aparezcan estas arrugas. Profesionales como Bonaderma realizarán un estudio de tu caso y te informarán de las distintas alternativas para que puedas mejorar tu rostro.

A la hora de cuidar tu aspecto acude siempre a una clínica estética en Sevilla en la que trabajen profesionales cualificados. Es muy importante conocer la titulación de los mismos y referencias sobre resultados anteriores en otras personas. Antes de someterte a cualquier tratamiento deberás de tener el proceso claro y conocer cada una de las fases del mismo.

Ir arriba