cirugia estetica en Sevilla

¿En qué consiste la otoplastia?

¿Conoces el proceso de realización de la otoplastia? Esta intervención de cirugía estética en Sevilla tiene como objetivo mejorar la forma y la posición de las orejas. Gracias a ella se pueden corregir las imperfecciones que podamos tener en esta parte de nuestro cuerpo. Entre ellas, deformidades, desigualdades o un tamaño excesivo. Es habitual que se utilice para poder pegar las orejas a la cabeza, mejorando así las proporciones del rostro.

Las orejas de soplillo son aquellas que se encuentran muy despegadas de la cabeza. Cuentan con rasgos muy destacados como los pabellones auriculares más grandes o demasiada proyección. Esta alteración suele darse por una malformación de nacimiento, siendo muy común entre la población.

En un primer momento no suponen un problema de salud para la persona, pero si puede desencadenar otros problemas de autoestima y psicológicos, influyendo en la forma de relacionarse con otras personas.

La única solución para este problema es la otoplastia. No es recomendable utilizar ningún remedio casero, dado que podría suponer un problema para nuestra salud. La cirugía estética en Sevilla ofrece una solución segura y de calidad.

Esta intervención es de las pocas que se realizan en niños. Es habitual esperar asta que tienen 6 o 7 años para que haya un desarrollo del pabellón auricular. Además de encontrarse en una mayor situación de madurez para asumir el tipo de intervención al que se enfrenta.

La operación corrige el problema de forma permanente. El profesional será quien estudie las características de tu caso para poder obtener los mejores resultados. La intervención se realizar utilizando anestesia local, teniendo una duración de una hora y media, aproximadamente.

Durante la intervención se lleva a cabo una incisión en la parte posterior de la oreja para remodelar su estructura en el cartílago. Una vez se ha llevado a cabo se recoloca la oreja despegada en una posición correcta. Esta intervención apenas es perceptible dado que las cicatrices serán de lo más discretas y estarán situadas en la parte posterior de la oreja.

Podríamos decir que la recuperación puede ser algo incómoda debido a la zona a tratar. Lo normal es tomar analgésicos en los dos días posteriores a la intervención. Después de ella se coloca una banda elástica en la zona para evitar roces molestos. Deberá llevarse durante 4 días, usándola a lo largo de una semana para dormir. Es una forma de proteger las orejas y hacer que se adapten a la nueva posición.

Los resultados pueden verse desde el primer momento. Pero habrá que esperar unos días hasta que se reduzca la inflamación de la zona para ver el resultado final. Contacta con profesionales de la cirugía estética en Sevilla para poder llevar a cabo una otoplastia adecuada y de calidad. Mejora tu aspecto físico gracias a esta intervención.

Ir arriba